Beneficios de la inversión inmobiliaria

Inversión Inmobiliaria - PMJ

junio 15, 2023

La inversión inmobiliaria es la aplicación de varias estrategias para generar ingresos pasivos por arrendamientos o ingresos rápidos, después de completar la inversión mediante la venta de una propiedad. Se puede realizar a través de la inversión en un inmueble o mediante un fondo inmobiliario. El objetivo es ganar dinero o generar ingresos por alquileres o intereses de hipotecas. Es una forma muy efectiva de crear riqueza, se debe elegir la manera más conveniente para cada caso.
A continuación te contaremos más información sobre los diferentes tipos de inversión, las ventajas de hacerlo y algunos tips y beneficios de empezar a invertir
en inmobiliaria.

Tipos de inversión inmobiliaria
Existen varios tipos de inversión inmobiliaria, antes de tomar la decisión debes tomar en cuenta tus expectativas y necesidades. Te dejamos algunos ejemplos:

1) Propiedades residenciales: Esta es una de las formas más comunes de invertir en el rubro, a través de la compra de casas o departamentos para vivir. La ventaja principal es el nivel de demanda, sobre todo cuando la situación económica es estable en el país, pues permite que vaya creciendo. Normalmente, estas propiedades cuentan con protección contra riesgos y el costo de la vivienda puede ir aumentando con el paso de los años. Además, elegir entre departamento o casa, depende de los intereses y necesidades de cada comprador.
2) Propiedades industriales: Son los espacios que se utilizan para fines comerciales. Esta inversión puede destinarse para múltiples usos, por ejemplo oficina, almacén, producción de bienes y servicios y otros. También, es posible arrendar subespacios.
3) Propiedades comerciales: Adquirir oficinas y locales comerciales, suele dar ganancias a corto plazo. Esto ocurre porque se genera una mayor producción de flujo, sobre todo de efectivo, haciendo la comparación con otro tipo de inversiones inmobiliarias. También, aumenta la posibilidad de contratos de arrendamiento con algunas propiedades comerciales. Se debe tomar en cuenta que, para comprar estos espacios, además de tener los recursos necesarios, es muy importante aplicar estrategias efectivas, como por ejemplo, asesoría profesional, plan de negocios, presupuesto y networking para lograr excelentes resultados.
4) Fondos de inversión inmobiliarios: También se conocen como fondos en Bienes Raíces y se refieren a las sociedades de inversión que cuentan con activos inmobiliarios y mantienen un ingreso del arrendamiento de los mismos. En otras palabras, ofrecen acciones en la bolsa. Las ganancias permiten adquirir y administrar las propiedades inmobiliarias. Para realizar estas inversiones se debe hacer un estudio profundo de los diferentes factores, como la calidad y cantidad de inversionistas. Pero en general, una de las ventajas más importantes es que el inversionista puede vender muy rápido las acciones cuando necesita liquidez.

Beneficios de la inversión inmobiliaria


Te compartimos algunas de las principales ventajas:
● Mayor seguridad: muchos expertos en finanzas consideran que la inversión inmobiliaria es la más segura del mercado. Puesto que el costo del inmueble suele ser más estable, porque no depende que las subidas y bajadas en el mercado de valores.
● Depreciación reducida: las propiedades tiendan a mantener la estabilidad, a diferencia de otro tipo de inversiones que sí sufren riesgos de depreciación económica.
● Rentabilidad rápida y constante: los alquileres de las propiedades generan ganancia casi inmediata durante todos los meses. Además, los gastos de mantenimiento no son un problema porque tienden a ser más bajos que el valor del arriendo.
● Sustento en la jubilación: comprar un inmueble es una ventaja que durará toda la vida. Después de pagar el costo total, la ganancia es un apoyo económico para la jubilación en la vejez.

¿Cómo empezar a invertir en inmobiliaria?
Esta decisión es sumamente importante y como hemos mencionado, puede ser para toda la vida, así que te compartimos algunos factores que debes
considerar:

  1. Ten claro tu objetivo
    Con esto no solo nos referimos a la cantidad, sino cuál será la utilidad del inmueble y cuál es el tipo espacio que necesitas. Pregúntate, ¿para qué quiero
    comprar el inmueble?, ¿mi objetivo es arrendarlo, revenderlo o vivir en él? Una vez que lo tengas claro, podrás elegir la zona y precio que más te  convenga.
  2. Piensa a largo plazo
    Considera que esta debe ser una inversión estratégica para que crezca tu dinero y esto puede tomar tiempo. Esto se debe al aumento de la plusvalía, pero no ocurre de forma inmediata. Sobre todo porque depende de la ubicación y el desarrollo de la zona, lo que permite que el valor incremente y puedas venderlo en un costo más alto del que compraste. Por eso, los inversores inteligentes compran bienes en zonas con grandes oportunidades a largo plazo, pues la necesidad va aumentando. Es por esto que, la visión a largo plazo mejora el nivel de retorno.
  3. Analizar el mercado
    Como mencionamos, las buenas oportunidades también significan tener una visión más allá de la situación actual y enfocarse en los lugares y servicios que se desarrollarán alrededor, como plazas, escuelas, hospitales y etc. Así como también, se puede considerar qué personas lo visitan, de donde son, los índices de crecimiento y otros factores.

Para finalizar, hemos visto que la inversión inmobiliaria es una de las más seguras del mercado y tienen muchos beneficios a corto y largo plazo. Si aún no
estás seguro de tomar la decisión, investiga y acude a un profesional que te guíe en el proceso ¡Mucha suerte!

Conoce más sobre nuestros proyectos en: https://pmjarquitectos.com/proyectos/

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?